claudio coello

 

En 1994 la hostelera Carmen Olmos, inauguraba su primera cafetería en Madrid, en la calle Claudio Coello, con la intención de dar a sus clientes el mejor servicio junto a exquisitos montaditos del jamón Monte Nevado propiedad de su familia.

Situada en pleno barrio de Salamanca, una de las zonas comerciales más distinguidas de la ciudad, esta primera cafetería sigue ofreciendo a sus clientes, además del exquisito jamón Monte Nevado, una cuidada selección de comida casera, tapas y pinchos elaborados en el sitio por sus cocineros.

Si estás en plena vorágine de compras, o de paseo por esta zona de la ciudad y quieres hacer un paréntesis para descansar y reponer fuerzas, aquí tienes el mejor espacio. Pide un buen café, o un vino y acompáñalo con cualquiera de las sugerencias que encontrarás en sus pizarras.